Home Blog

Leche de cabra en polvo:
Una de las principales proteína de leche es la llamada Caseína.
Esta proteína está presente en todas las leches, sin embargo su estructura antigénica es diferente en cada una de ellas, lo que hace el sistema inmunológico de algunas personas manifiesten reacciones alérgicas ante la ingestión de leche de vaca, por tratarse de una leche de una especie diferente a la humana.
Esta patología se produce en general en niños de hasta 5 años de edad y se la conoce como alergia a la proteína de leche de vaca (APLV). Las manifestaciones pueden ser diversas desde la forma cutánea, similar a otras alergias, también puede manifestarse con síntomas gastrointestinales como diarreas que pueden llegar a ser sanguinolentas, o también con síntomas respiratorios de tipo asmáticos.
Para comprender la patología debe entenderse que el intestino de los mamíferos posee una permeabilidad muy alta en las primeras horas/días de vida para permitir el paso de las inmunoglobulinas del calostro materno.
Esta función del intestino del neonato permite al recién nacido adquirir por vía intestinal, la “inmunidad pasiva” del calostro de la madre, y contar así en los primeros días de vida con anticuerpos de su madre, que ella misma le pasa por esta vía, ya que sistema inmunológico del niño aun esta inmaduro y no es capaz de producirlos por si solo.
Tal funcionalidad intestinal, (en un niño de pocos días/semanas de vida, al cual se le da a beber leche de vaca), permite el paso de las moléculas de la caseína, (principal proteína de la leche), al torrente sanguíneo del niño a través de la pared intestinal. Como esta caseína proviene de una leche que es de una especie diferente a la humana, (y como tal posee una estructura antigénica diferente), al pasar al torrente sanguíneo del niño puede ser desconocida por su sistema inmunológico y sensibilizarse contra ella, de modo que en sucesivos contactos con la leche de vaca puede desencadenar un fenómeno de rechazo inmunológico.
Al haberse sensibilizado a temprana edad a la proteína de la leche de vaca, la leche de cabra por tener una estructura antigénica diferente a la de vaca, es tolerada perfectamente por estos niños.
De esta modo se puede entender fácilmente la razón por la cual a leche de cabra puede ser una alternativa muy interesante para alimentar niños con APLV.
En la práctica se están observando muy buenos resultados tratando con leche de cabra, a niños con síntomas de APLV.
Y también en casos de personas que padecen problemas de celiaquía la leche de cabra, que posea certificación de apto para celíacos, puede ser una alternativa muy interesante, debido a su condición de hipoalergénica.
La empresa Cabaña Piedras Blancas produce leche de cabra entera en polvo, la cual está certificada como Apta para Celíacos, así como otros productos de leche de cabra como el Cabrauntar y el Lusignan.
También es un producto interesante para complementar la dieta de los niños que se alimentan con leche de cabra, por problemas de Alergia a la Proteina de la Leche de Vaca, el dulce de leche de cabra, el cual posee prácticamente el mismo sabor que el de vaca, pero al producirse íntegramente con leche de cabra, es también hipoalergenico, y muy apetecible para los niños.

Por:CPB

Deja un Comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Top