Home Blog
Yamila de Mil Recetas Vegetarianas estuvo de visita por Suipacha y esta es su reseña sobre Cabaña Piedras Blancas. 
¡Muchas gracias Yamila y Mil Recetas Vegetarianas por los comentarios!
 

Ser vegetariano en… Suipacha: plantación de arándanos, almuerzo bien casero y tambo de cabras

“…en auto nos dirigimos al último lugar de esta hermosa jornada en Suipacha: Cabaña Piedras Blancas -también perteneciente a la Ruta del Queso- cuya entrada está ´pegada´ a la ruta, de la vereda de enfrente al pueblo, muy fácil de ubicar por sus muros grises y el nombre del establecimiento en grandes letras blancas, imposible perdernos.
Allí nos recibe Mirta, quien nos lleva primero a ver el tambo. Nos explica el proceso de ordeñe, en el cual 20 hembras se suben a dos tarimas (10 en cada una) donde comen el alimento balanceado mientras son ordeñadas (primero 10 y luego las otras 10). De esta manera, pueden ordeñar en menos tiempo a las 200 cabras dos veces al día (mañana y tarde). Las cabras de Cabaña Piedras Blancas son de la raza Saanen, -todas blancas como las que conocemos por Heidi- que junto a la Anglonubian son las que más leche producen (alrededor de un litro y medio por día).
Conocemos a los bonitos cabritos que se encuentran en el establo y son muy dóciles, y luego a los machos que están al aire libre en el campo, con sus ´peinados´ divertidos y sus caras tan particulares. Regresamos a la zona de producción, donde se encuentran las máquinas encargadas de pasteurizar la leche y hacer los quesos (cerrada por ser fin de semana) y posteriormente vemos un video explicativo donde nos enseñan cómo es el día a día en el tambo.

Al terminar, pasamos al ´comedor´ con grandes ventanales mirando a la ruta, donde realizamos una degustación de quesos. La bandeja, muy bien presentada, estaba compuesta por seis variedades de quesos, cinco de ellos de cabra: Blackambert (no lo probé, tenía tinta de calamar, pero a Hernan le encantó), Cabrambert, Chevrotin, Saint Julien y Cabrauntar (acompañado con pasas de uva tiene un sabor exquisito). El restante, de vaca, era el Ligne Noir, con una franja negra en el centro, formada por carbón vegetal. También degustamos dulce de leche de cabra, muy cremoso y dulce.
Mientras disfrutábamos de los quesos de Cabaña Piedras Blancas, compartíamos recetas de cocina con Mirta, quien me dio muchas ideas para combinar las variedades. Por ejemplo, para una picada podemos usar galletitas saladas, untar con Cabrauntar y luego ponerles un poco de mermelada de frutillas. La combinación entre la sal, el ácido y el azúcar es un ´torbellino´ de sabores para nuestros paladares.

Nos despedimos de la fábrica, tras haber pasado por la tienda y comprado el famoso cabrauntar, y salimos otra vez a la ruta, pero ahora, con rumbo a nuestro hogar. Pasamos un día maravilloso en Suipacha, aprendimos tanto de agricultura como de ganadería, conocimos la historia de una pareja que apostó por su lugar natal y respiramos el aire y la tranquilidad de un bonito pueblo. Una visita más que recomendada como escapada gastronómica de fin de semana.”

Pueden acceder a la nota completa aquí: http://www.milrecetasvegetarianas.com/ser-vegetariano-en-suipacha-plantacion-de-arandanos-almuerzo-bien-casero-y-tambo-de-cabras/

Por:CPB

Deja un Comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Top