CARNE DE JABALÍ AHUMADA

Proveniente de criaderos propios habilitados por SENASA. Se realiza un proceso de curado de 30 días, cada corte requiere cantidades diferentes de sal y especias, proceso estrictamente controlado para lograr el punto exacto de sabor. El proceso de ahumado se lleva a cabo con maderas blancas aptas para la industria, y tiene una duración máxima de 24 horas. Se realiza un embutido sin grasa.

Presentación: feteado en aceite, envasado en hojalata, peso neto 175 grs. Vencimiento: 2 años.