Crottin

Queso de pasta blanca, finamente granulada, con siembra de hongos comestibles en la corteza y aspecto irregular. Originario de la región de Chavignol (Francia). De sabor complejo con ligero aroma caprino y un dejo a queso azul. Se vuelve seco y fuerte cuando madura, acentuando sus notas de aroma y sabor. Ideal para pastas y ensaladas (chévre). Período apto para consumo: 60 días desde la fecha de elaboración. Presentación: tradicional, en piezas de 150 gr