Historia – Cabaña Piedras Blancas

Historia

En 1992 nace Cabaña Piedras Blancas, con la llegada a Suipacha de un grupo de cabras lecheras, con el objetivo de producir quesos especiales, al estilo francés. Con el pasar de los años, la fábrica fue creciendo y, debido a la estacionalidad de la producción de leche, (la cabra no da leche en invierno) empezó a pensarse en incorporar otras leches, como las de vaca, oveja y búfala, para elaborar quesos especiales y así mejorar la rentabilidad.

Se comenzó a ingresar al mercado gourmet, de a poco y con muchísimo esfuerzo, puesto que hace 20 años no estaba tan desarrollado como lo está hoy en día. Este ingreso se logró, en gran parte, junto al desarrollo del mercado del vino, puesto que el queso es un gran acompañante de esta bebida: un gran maridaje.

Actualmente y desde los comienzos, la comercialización se encuentra a cargo de Cabaña Piedras Blancas, abasteciendo el sector gastronómico de mayor prestigio en Argentina, tal como hoteles internacionales, distinguidos restaurantes, selectas queserías, empresas de catering, una selección de bocas de supermercados y desde hace algunos años, también de manera personalizada.

Por otro lado, a principios del año 2004, algunos de nuestros primeros clientes particulares comenzaron a utilizar la leche de cabra como sustituto de la leche de vaca, en su gran mayoría por cuestiones de salud y como una necesidad de mejorar su calidad de vida. Años más tarde, algunos profesionales médicos empezaron a utilizarla, no sólo para el tratamiento de enfermedades crónicas, sino también en niños con problemas de alergia a una proteína de la leche de vaca. Esta situación traía aparejado otro desafío: teníamos que encontrar una forma de que la leche tuviera un período de vencimiento mayor del que poseía en estado líquido y respetando una de nuestras reglas principales: NO usar conservantes de ningún tipo, para extender su durabilidad naturalmente. De esta manera nos convertimos en la primera empresa en Argentina en producir la leche de cabra en polvo.

Desde el punto de vista académico, cabe destacar que la empresa, desde el año 1998, ha celebrado convenios de pasantías con Universidades de Argentina y del exterior a fin de incorporar nuevos conocimientos, perfeccionar los ya adquiridos y desarrollar tecnologías inexistentes en Argentina para la elaboración de este tipo de producción. Es así que han llegado muchísimos estudiantes extranjeros a trabajar en nuestra fábrica de Suipacha, de quienes se ha aprendido y se sigue aprendiendo.

Pioneros y referentes en Argentina del desarrollo y difusión de la cultura de quesos especiales, hemos logrado reunir, en un establecimiento, el desarrollo de recetas de distintos países o regiones de Europa con tradición, conocimiento y prestigio en el rubro de las especialidades.

Espacio Piedras Blancas

En Palermo

Para todos los viajeros que disfrutan de parar en nuestra fábrica, degustar unos quesitos y llevarselos a casa para compartirlos con la familia y amigos, consigue todos los productos en Nuestro Espacio, directo de fabrica.

Encontraran todos nuestros productos en el Espacio Cabaña Piedras Blancas en Palermo.

espacioicono1

Jorge Luis Borges 1772, Palermo, CABA.

Martes a Sabado, De 12 a 20hs.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWLESSTER


Tel. 0810-777-0272
 
contacto
 
Notas destacadas
May.
17

Autor CPB / Blog / 0 Comentarios

En la pasada edición de la Expo Suipacha 2019, tuvimos el privilegio de ser premiados con 11 medallas dentro de uno de los concursos de quesos más importantes del país.  Para nosotros cada premio en nuestro haber es realmente especial, cada mención es única, cada vez que logramos un premio recordamos el esfuerzo de todas las personas de nuestra empresa, que se dedican día a día a elaborar con excelencia nuestros productos. Esta vez dentro del marco de la 15° edición del Concurso Nacional de Calidad de Quesos nuestro Camembert logró el galardón más importante de la jornada con el premio al “Queso del Año”.  Luego de ser evaluados entre 146 tipos de quesos de 28 empresas distribuidas en 24 categorías, juzgadas por un prestigioso y exigente jurado, Cabaña Piedras Blancas logró 11 quesos premiados y premio también al quesero del año otorgado a nuestro querido Daniel Fanucchi, quien emitió un emotivo discurso al finalizar la Expo, reconociendo y agradeciendo a todos sus compañeros, organizadores, amigos y también a todos los jurados que se toman el tiempo venir 3 ó 4 días a realizar una ardua labor. Sin más que agregar les presentamos nuestros 11 quesos premiados: Quesos de leche de VACA Medalla de Oro y Queso del Año: Camembert Medalla de Plata: Brie Medalla de Bronce: Ligne Noir   Quesos de leche de CABRA Medalla de Oro: Provoleta de cabra Medalla de Plata: Chevrotin Medalla de Bronce: Feta   Quesos de leche de CABRA coagulación ácida Medalla de Oro: Cendre Medalla de Plata: Cabrauntar Medalla de Bronce: Saint Julien   Quesos de leche de CABRA con hongos en superficie Medalla de Plata: Cabrambert Medalla de Bronce: Sacre Coeur   Nuevamente agradecemos a la Expo Suipacha, a todos los que asistieron y nos apoyaron por estos nuevos premios y este gran reconocimiento, también felicitar a nuestro gran equipo de producción que se esfuerza día a día por brindar la mejor calidad en nuestros productos. Los invitamos a leer la nota de InfoBae en el siguiente link, si querés saber un poco más sobre la Expo, el concurso y las condiciones para participar https://www.infobae.com/…/sabor-y-textura-las-claves-para-…/
May.
12

Autor CPB / Blog / 0 Comentarios

Con su exposición rural, la ciudad bonaerense de Suipacha se ha posicionado como la sede de uno de los principales concursos queseros a nivel nacional e internacional. En la Expo Suipacha 2019, Cabaña Piedras Blancas ganó el premio al “Mejor Queso de la Exposición” Las PyMES lácteas – y también varias firmas de renombre – esperan ansiosos el evento que se realiza sobre la Ruta Nacional N° 5. Los productores de quesos saben que el trabajo que realizan durante todo el año va a ser evaluado por un jurado prestigioso y por demás exigente. La reconocida competencia de quesos se llevó a cabo en el marco de Expo Suipacha, que finaliza hoy en la Sociedad Rural de la ciudad bonaerense, y premió a los mejores productos lácteos. El último miércoles por la tarde comenzó la 15° edición del Concurso Nacional de Calidad de Quesos coordinado por el Ministerio de Agroindustria de Buenos Aires. Pero, ¿cómo se organiza un concurso de este tipo? En diálogo con Infobae, Marcelo Lioi, Director de Leche, Productos Lácteos y Derivados de la cartera bonaerense, explicó que en primer lugar los quesos se clasifican en cuatro categorías madres: pasta blanda, semidura con ojo, semidura sin ojo y dura. Luego se dividen en subcategorías por tipo de queso, tales como cremoso, cuartirolo, port salut, entre otros. "El mínimo para abrir una categoría son tres quesos. En el supuesto caso de que alguno de los productos no llegue a ese mínimo, cada vez que se organiza un concurso existe un grupo de cinco personas llamado Consejo de Honor. Lo que ellos hacen es reclasificarlos en otra categoría que puede ser más abarcativa, pero siempre dentro de las cuatro categorías madres", explicó el funcionario provincial y también presidente del Jurado. Los organizadores confirmaron que en esta edición participaron 146 tipos de quesos de 28 empresas (grandes y PyMES) distribuidas en 24 categorías. "El concurso se fue ampliando y hoy participan grandes empresas: una firma chica puede ganarle a una grande", indicó Lioi.   Puntuación Las condiciones que debe reunir un queso para sacar un buen premio son: apariencia externa, apariencia interna, flavor (sabor) y textura. Estos dos últimos son los que más impactan en el puntaje. Según explicaron fuentes del concurso, el puntaje máximo que puede obtener un queso son 100 puntos: para obtener una medalla de oro se necesitan por lo menos 94 puntos, para obtener una medalla de plata 90, y una de bronce 86 puntos: cualquier queso que esté por debajo de ese puntaje no recibe ninguna premiación. Lioi explicó también que los productos siempre se juran "contra un ideal", no por una comparación entre ellos. "No es que el queso recibe un puntaje que surge de la comparación entre dos cremosos por ejemplo, si no que se entrena a los jurados para que adquieran un perfil único. La puntuación es del 1 al 5, siendo 5 el puntaje más alto y lo que más se acerca al patrón que se generó en cada uno de los jurados a medida que se los va capacitando", explicó.   El origen de la competencia El funcionario dijo además que la idea original de la cartera provincial fue brindarle a las pequeñas empresas la posibilidad de tener un panel para evaluar las virtudes y los defectos de sus quesos, y así poder contar con una "lectura" de su producto. "La mayoría de las empresas grandes tienen dentro de su estructura paneles sensoriales para sus productos. Eso fue lo que en sus inicios, hace 13 años, motivó al Ministerio a fortalecer los concursos de quesos dentro de la provincia de Buenos Aires. Cada empresa que presenta un queso puede obtener una devolución de un grupo de jurados expertos sobre cuáles son los defectos que determinaron una baja de la puntuación. Esa información se puede transformar después en la búsqueda de una solución", explicó. Hoy la competencia en Suipacha va más allá: si una empresa obtiene un galardón es utilizado además como una estrategia de marketing. Este año el premio mayor de la competencia y al mejor quesero de la exposición, se lo llevó Cabaña Piedras Blancas, de Suipacha, con el queso Camembert   FUENTE: INFOBAE

Premios a la calidad

 
Top