Historia – Cabaña Piedras Blancas

Historia

En 1992 nace Cabaña Piedras Blancas, con la llegada a Suipacha de un grupo de cabras lecheras, con el objetivo de producir quesos especiales, al estilo francés. Con el pasar de los años, la fábrica fue creciendo y, debido a la estacionalidad de la producción de leche, (la cabra no da leche en invierno) empezó a pensarse en incorporar otras leches, como las de vaca, oveja y búfala, para elaborar quesos especiales y así mejorar la rentabilidad.

Se comenzó a ingresar al mercado gourmet, de a poco y con muchísimo esfuerzo, puesto que hace 20 años no estaba tan desarrollado como lo está hoy en día. Este ingreso se logró, en gran parte, junto al desarrollo del mercado del vino, puesto que el queso es un gran acompañante de esta bebida: un gran maridaje.

Actualmente y desde los comienzos, la comercialización se encuentra a cargo de Cabaña Piedras Blancas, abasteciendo el sector gastronómico de mayor prestigio en Argentina, tal como hoteles internacionales, distinguidos restaurantes, selectas queserías, empresas de catering, una selección de bocas de supermercados y desde hace algunos años, también de manera personalizada.

Por otro lado, a principios del año 2004, algunos de nuestros primeros clientes particulares comenzaron a utilizar la leche de cabra como sustituto de la leche de vaca, en su gran mayoría por cuestiones de salud y como una necesidad de mejorar su calidad de vida. Años más tarde, algunos profesionales médicos empezaron a utilizarla, no sólo para el tratamiento de enfermedades crónicas, sino también en niños con problemas de alergia a una proteína de la leche de vaca. Esta situación traía aparejado otro desafío: teníamos que encontrar una forma de que la leche tuviera un período de vencimiento mayor del que poseía en estado líquido y respetando una de nuestras reglas principales: NO usar conservantes de ningún tipo, para extender su durabilidad naturalmente. De esta manera nos convertimos en la primera empresa en Argentina en producir la leche de cabra en polvo.

Desde el punto de vista académico, cabe destacar que la empresa, desde el año 1998, ha celebrado convenios de pasantías con Universidades de Argentina y del exterior a fin de incorporar nuevos conocimientos, perfeccionar los ya adquiridos y desarrollar tecnologías inexistentes en Argentina para la elaboración de este tipo de producción. Es así que han llegado muchísimos estudiantes extranjeros a trabajar en nuestra fábrica de Suipacha, de quienes se ha aprendido y se sigue aprendiendo.

Pioneros y referentes en Argentina del desarrollo y difusión de la cultura de quesos especiales, hemos logrado reunir, en un establecimiento, el desarrollo de recetas de distintos países o regiones de Europa con tradición, conocimiento y prestigio en el rubro de las especialidades.

Espacio Piedras Blancas

En Palermo

Para todos los viajeros que disfrutan de parar en nuestra fábrica, degustar unos quesitos y llevarselos a casa para compartirlos con la familia y amigos, consigue todos los productos en Nuestro Espacio, directo de fabrica.

Encontraran todos nuestros productos en el Espacio Cabaña Piedras Blancas en Palermo.

espacioicono1

Jorge Luis Borges 1772, Palermo, CABA.

Martes a Sabado, De 12 a 20hs.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWLESSTER


Tel. 0810-777-0272
 
contacto
 
Notas destacadas
Feb.
19

Autor CPB / Blog / 0 Comentarios

Yamila de Mil Recetas Vegetarianas estuvo de visita por Suipacha y esta es su reseña sobre Cabaña Piedras Blancas.  ¡Muchas gracias Yamila y Mil Recetas Vegetarianas por los comentarios!   Ser vegetariano en… Suipacha: plantación de arándanos, almuerzo bien casero y tambo de cabras "...en auto nos dirigimos al último lugar de esta hermosa jornada en Suipacha: Cabaña Piedras Blancas -también perteneciente a la Ruta del Queso- cuya entrada está ´pegada´ a la ruta, de la vereda de enfrente al pueblo, muy fácil de ubicar por sus muros grises y el nombre del establecimiento en grandes letras blancas, imposible perdernos. Allí nos recibe Mirta, quien nos lleva primero a ver el tambo. Nos explica el proceso de ordeñe, en el cual 20 hembras se suben a dos tarimas (10 en cada una) donde comen el alimento balanceado mientras son ordeñadas (primero 10 y luego las otras 10). De esta manera, pueden ordeñar en menos tiempo a las 200 cabras dos veces al día (mañana y tarde). Las cabras de Cabaña Piedras Blancas son de la raza Saanen, -todas blancas como las que conocemos por Heidi- que junto a la Anglonubian son las que más leche producen (alrededor de un litro y medio por día). Conocemos a los bonitos cabritos que se encuentran en el establo y son muy dóciles, y luego a los machos que están al aire libre en el campo, con sus ´peinados´ divertidos y sus caras tan particulares. Regresamos a la zona de producción, donde se encuentran las máquinas encargadas de pasteurizar la leche y hacer los quesos (cerrada por ser fin de semana) y posteriormente vemos un video explicativo donde nos enseñan cómo es el día a día en el tambo. Al terminar, pasamos al ´comedor´ con grandes ventanales mirando a la ruta, donde realizamos una degustación de quesos. La bandeja, muy bien presentada, estaba compuesta por seis variedades de quesos, cinco de ellos de cabra: Blackambert (no lo probé, tenía tinta de calamar, pero a Hernan le encantó), Cabrambert, Chevrotin, Saint Julien y Cabrauntar (acompañado con pasas de uva tiene un sabor exquisito). El restante, de vaca, era el Ligne Noir, con una franja negra en el centro, formada por carbón vegetal. También degustamos dulce de leche de cabra, muy cremoso y dulce. Mientras disfrutábamos de los quesos de Cabaña Piedras Blancas, compartíamos recetas de cocina con Mirta, quien me dio muchas ideas para combinar las variedades. Por ejemplo, para una picada podemos usar galletitas saladas, untar con Cabrauntar y luego ponerles un poco de mermelada de frutillas. La combinación entre la sal, el ácido y el azúcar es un ´torbellino´ de sabores para nuestros paladares. Nos despedimos de la fábrica, tras haber pasado por la tienda y comprado el famoso cabrauntar, y salimos otra vez a la ruta, pero ahora, con rumbo a nuestro hogar. Pasamos un día maravilloso en Suipacha, aprendimos tanto de agricultura como de ganadería, conocimos la historia de una pareja que apostó por su lugar natal y respiramos el aire y la tranquilidad de un bonito pueblo. Una visita más que recomendada como escapada gastronómica de fin de semana." Pueden acceder a la nota completa aquí: http://www.milrecetasvegetarianas.com/ser-vegetariano-en-suipacha-plantacion-de-arandanos-almuerzo-bien-casero-y-tambo-de-cabras/
Sep.
28

Autor CPB / Blog / 0 Comentarios

Compartimos un extracto de la nota: The Top Places to Buy High-Quality Cheese in Buenos Aires publicada por The Bubble.com, donde el Espacio de Cabaña Piedras Blancas en Palermo es señalado como uno de los mejores lugares donde comprar quesos de alta calidad en Buenos Aires:  Cabaña Piedras Blancas se especializa en quesos de cabra, lo cual es genial para los activistas ambientales. No es un secreto que la leche de vaca no es lo mejor para el planeta debido a las emisiones de metano realizada por las vacas y el desgaste de energía implicado en la ganadería bovina. Por su parte, se ha comprobado que el queso de leche de cabra es significativamente mejor para el medio ambiente y también (afortunadamente) terriblemente delicioso. Cabaña Piedras Blancas empaca sus quesos en papel ecológico y es uno de los productores de queso más responsables en Buenos Aires. La compañía fue fundada en 1992 y producen sus quesos en la ciudad de Suipacha. La fábrica ha crecido mucho en los últimos años y cuenta con puntos de venta en todo el país. El más popular de ellos se encuentra en Palermo (CABA). Su queso de cabra es un real ganador: desde un Chevrotin a un Feta, jamás serás decepcionado. También producen dulce de leche de cabra si te gusta probar algo un poco diferente. Yo recomiendo probar el Blackambert, una mezcla del clásico Camembert, pero teñido con tinta de calamar. El sabor es suave, aunque la tinta no tiene sabor, es más una novedad y es ideal para enloquecer a cualquier invitado cuando se coloca en la primera posición de la tabla de quesos. Aunque se especializa en queso de cabra, Cabaña Piedras Blancas también produce queso de vaca y de oveja basado en el modelo de producción francés "fermier". Son uno de los más especializados en quesos gourmet en Argentina y están orgullosos de crear quesos de la más alta calidad con los tres tipos de leche. ¡Muchas gracias a Sophie Sneider y a TheBubble.com por los comentarios! Pueden acceder a la nota completa en inglés aquí: https://www.thebubble.com/best-cheese-in-buenos-aires/?highlight=Cheese  

Premios a la calidad

 
Top