Historia – Cabaña Piedras Blancas

Historia

En 1992 nace Cabaña Piedras Blancas, con la llegada a Suipacha de un grupo de cabras lecheras, con el objetivo de producir quesos especiales, al estilo francés. Con el pasar de los años, la fábrica fue creciendo y, debido a la estacionalidad de la producción de leche, (la cabra no da leche en invierno) empezó a pensarse en incorporar otras leches, como las de vaca, oveja y búfala, para elaborar quesos especiales y así mejorar la rentabilidad.

Se comenzó a ingresar al mercado gourmet, de a poco y con muchísimo esfuerzo, puesto que hace 20 años no estaba tan desarrollado como lo está hoy en día. Este ingreso se logró, en gran parte, junto al desarrollo del mercado del vino, puesto que el queso es un gran acompañante de esta bebida: un gran maridaje.

Actualmente y desde los comienzos, la comercialización se encuentra a cargo de Cabaña Piedras Blancas, abasteciendo el sector gastronómico de mayor prestigio en Argentina, tal como hoteles internacionales, distinguidos restaurantes, selectas queserías, empresas de catering, una selección de bocas de supermercados y desde hace algunos años, también de manera personalizada.

Por otro lado, a principios del año 2004, algunos de nuestros primeros clientes particulares comenzaron a utilizar la leche de cabra como sustituto de la leche de vaca, en su gran mayoría por cuestiones de salud y como una necesidad de mejorar su calidad de vida. Años más tarde, algunos profesionales médicos empezaron a utilizarla, no sólo para el tratamiento de enfermedades crónicas, sino también en niños con problemas de alergia a una proteína de la leche de vaca. Esta situación traía aparejado otro desafío: teníamos que encontrar una forma de que la leche tuviera un período de vencimiento mayor del que poseía en estado líquido y respetando una de nuestras reglas principales: NO usar conservantes de ningún tipo, para extender su durabilidad naturalmente. De esta manera nos convertimos en la primera empresa en Argentina en producir la leche de cabra en polvo.

Desde el punto de vista académico, cabe destacar que la empresa, desde el año 1998, ha celebrado convenios de pasantías con Universidades de Argentina y del exterior a fin de incorporar nuevos conocimientos, perfeccionar los ya adquiridos y desarrollar tecnologías inexistentes en Argentina para la elaboración de este tipo de producción. Es así que han llegado muchísimos estudiantes extranjeros a trabajar en nuestra fábrica de Suipacha, de quienes se ha aprendido y se sigue aprendiendo.

Pioneros y referentes en Argentina del desarrollo y difusión de la cultura de quesos especiales, hemos logrado reunir, en un establecimiento, el desarrollo de recetas de distintos países o regiones de Europa con tradición, conocimiento y prestigio en el rubro de las especialidades.

Espacio Piedras Blancas

En Palermo

Para todos los viajeros que disfrutan de parar en nuestra fábrica, degustar unos quesitos y llevarselos a casa para compartirlos con la familia y amigos, consigue todos los productos en Nuestro Espacio, directo de fabrica.

Encontraran todos nuestros productos en el Espacio Cabaña Piedras Blancas en Palermo.

espacioicono1

Jorge Luis Borges 1772, Palermo, CABA.

Martes a Sabado, De 12 a 20hs.

SUSCRÍBASE A NUESTRO NEWLESSTER

email…
SUSCRIBIRSE
Tel. 0810-777-0272
 
contacto
 
Notas destacadas
Ago.
18

Autor PiedrasBlancas / Blog / 0 Comentarios

  La Responsabilidad Social Empresaria es para Cabaña Piedras Blancas un modo de proceder, culturalmente arraigado en sus equipos de trabajo. Esta cultura se intenta transmitir a todo su personal. Constituye uno de los pilares en que la compañía basa sus valores empresariales. Solidaridad: La empresa colabora silenciosamente con instituciones de bien público de la ciudad de Suipacha. Capacitación: Producción primaria: La empresa capacita al personal que maneja sus rodeos lecheros, en buenas prácticas ganaderas y bienestar animal. Industria: La empresa desarrolla un programa sistemático de capacitación de sus empleados de la planta de Suipacha y también de la planta de La Banda, Santiago del Estero. Dicho plan de capacitación está basado en las buenas prácticas de manufactura para la elaboración de sus productos. Además la empresa capacita al personal de sus empresas proveedoras.  Salud Sanidad Animal: Los rodeos lecheros de la empresa están libres de Brucelosis y Tuberculosis, no solo para garantizar la inocuidad de sus productos, sino también para cuidar la salud de su personal, que trabajan día a día en el manejo de sus animales.  Desarrollo de línea saludable: El departamento de desarrollo de nuevos productos de la empresa ha desarrollado productos beneficiosos para la salud humana como lo son: La leche de cabra en polvo, alimento de elección para sustituir la leche de vaca en niños con problemas de alergia a la proteína a la leche de vaca (APLV). El dulce de leche de cabra, con la misma finalidad alimentaria que la leche de cabra en polvo. La línea Bonne Vie, es decir quesos con bajo contenido de lactosa, para personas con problemas de intolerancia a la lactosa. Los quesos elaborados con leche con alto contenido en Ácido Linoleico Conjugado (CLA). Medio ambiente Cabaña Piedras Blancas recicla el 98% del lactosuero (subproducto de la elaboración de sus quesos), mediante un sistema de alimentación de sus cabras lecheras, las cuales acceden diariamente a dicho producto en bebederos rurales.  La empresa está comenzando con la implementación de un sistema de tratamiento de efluentes líquidos de la planta industrial y de su tambo, para minimizar la contaminación del medio ambiente.  Packaging En 2015, Cabaña Piedras Blancas lanzó al mercado su línea EcoFriendly, un conjunto de productos que tienen un envase producido con papel proveniente de fuentes responsables, abalado por el Consejo de Administración Forestal (FSC).
Jul.
20

Autor CPB / Blog / 0 Comentarios

La leche de cabra es rica en vitaminas, proteínas y minerales que son fácilmente absorbidos por la piel. Es también un emoliente natural que hidrata, calma y suaviza la piel. Saponarium produce Jabones Naturales hechos 100% a mano sin utilizar conservantes químicos. Estos jabones son combinados y enriquecidos, según las fórmulas, con otros aceites y mantecas vegetales como coco, palma, girasol, ricino, almendras, palta, germen de trigo, caléndula, manzanilla y mantecas de cacao y karité. Algunos pueden contener avena, cacao puro, miel, café, flores, semillas y cereales. Además, están delicadamente perfumados con blends propios de aceites esenciales, esencias aromáticas o neutros. La equilibrada fórmula de los aceites y mantecas vegetales, junto con la leche de cabra de Cabaña Piedras Blancas dan como resultado un jabón natural único, que nutre, suaviza e hidrata. Encontralos en nuestra fábrica en Suipacha y próximamente también en nuestro Espacio en Palermo! Podés seguirlos en Facebook e Instagram como Saponarium Jabones.

Premios a la calidad

 
Top